28 de mayo de 2014

Tendencia Retro/Vintage

Existe una gran diferencia entre lo "Retro" y lo "Vintage".
Retro, rememora el pasado, es decir, objetos fabricados en la actualidad que son copias de los originales de época.
Vintage, son objetos fabricados en el pasado que han sido restaurados y son reutilizados en la actualidad.

Esta tendencia si bien brinda calidad, confort y es un estilo fuerte y muy marcado, es a la vez, un poco pesado visualmente si se trata de adecuarlo a ambientes muy pequeños.

Para disfrutar de este estilo se debe contar con un buen presupuesto, pues al ser objetos de grandes diseñadores que marcaron historia, tienen precios muy elevados y no son fáciles de encontrar. Aunque se puede optar por visitar a los abuelitos y tías mayores para dar una mirada a que cosas conservan y podrían reciclar.

Si hablamos de estilo "Retro" generalmente nos referimos al icónico diseño de los años 50's y 60's creado en los Estados Unidos.
El mobiliario de diseñador presente en cada ambiente cómo los ottoman de Eames en tonos negro y chocolate. También favoritos son diseños de Knoll, Achille Castiglioni, Arne Jacobsen (Silla huevo) y Colombo.


En este estilo prima la comodidad y la fuerza y peso que denota el mobiliario en sus líneas. El acabado es muy detallista y los materiales son importantes y muy marcados. 
Los colores a utilizar son extremos, desde muy cálidos hasta muy fríos, pudiendo hacer mezcla de estos combinándolos para un contraste suave y no muy marcado.



Se usa mucho la fotografía en las paredes, enchapes de madera que generan ambientes cálidos y acogedores que combina con el mobiliario. La madera debe ser caoba o pintada pero nunca en tonos naturales, siempre tiene que estar todo intervenido.


Las alfombras son muy importantes, logrando ambientes mullidos y de peso. Areas cómo bibliotecas o libreros haciendo de separador de ambiente son muy característicos de este estilo. 


Las sillas Tulip de Eero son una pieza clave para el comedor, tapizadas de colores o no, en blanco, negro o de color. Se pueden combinar con otro estilo de mesa vintage.
Las paredes tapizadas o con papel mural es también otro requisito indispensable para algunas áreas, como por ejemplo los baños de visita o alguna pared del comedor.
Las cortinas de estilo clásico y colores vivos es parte de este estilo decorativo, la privacidad ante todo y brinda elegancia.


Utilizar elementos vintage cómo máquinas de escribir y tecnología retro es parte del encanto de este estilo. Relojes antiguos y butacas, lámparas lineales e industriales.
Electrodomésticos de los años 60's acompañan muy bien este estilo y las famosas consolas de música que significaban un mueble más por su tamaño y elegancia de acabados, donde se guardaban los discos.
Así también, se ven teléfonos antiguos, estufas, chimeneas, muebles muy capitonè y objetos de culto cómo parte de esta tendencia que, repito, es muy apreciada por coleccionistas y amantes de la historia del diseño.
Algunos ejemplos acá.














Fuente imágenes: Internet

27 de mayo de 2014

Diseño Nórdico para bebés y niños

Si bien, cuando me enteré que estaba embarazada, ya tenía diseñado el dormitorio soñado para mi bebé este estilo decorativo siempre me puso en duda.
El diseño que elegí para mi Luca es clásico y romántico, muy francés, pero la duda me la ponía este estilo nórdico por la limpieza de sus líneas y porque se adecuaba más a mi casa en conjunto.
Aún así me mantuve a los planes, sin embargo, sigue siendo una opción en cuanto Luca crezca y necesite un cambio en su dormitorio.
Y cómo vimos en el post anterior, las características de este estilo se repiten en la habitación de los más pequeñitos de la casa.



Este estilo es absolutamente moderno, minimalista y los tonos son neutros, cero llamativos, a lo más por el blanco y el negro que es el contraste máximo. Al ser una habitación de niños necesita tonos pasteles pero estos son mínimos y muy apastelados. 
El arte es totalmente básico y puede ser creado por los propios padres para que el bebé tenga algo personalizado. Unos garabatos bastan y quedan muy bien o letras con las iniciales del nombre del niño cómo estos de Carrousel.




Todo tiene que ser muy práctico y tener un uso, crear espacios para que el niño desarrolle su imaginación como una tienda de campaña o un teepee.


Los niños necesitan juguetes y que mejor que peluches hechos a mano, pintados a mano, todo artesanal y hecho con amor por sus padres, abuelos, amigos, etc. Poner una que otra planta de poco cuidado para enseñarle al niño a amar la naturaleza y promover el arte logrando paredes que expongan sus dibujos dándoles protagonismo. Se pueden usar clips de colgar ropa en madera, clips metálicos, o simpleamente cinta scotch.


Los pisos siempre en madera clara con alfombras de piel y la tapicería y telas en algodón muy suave.
Lámparas que no sean muy llamativas y se pierdan en el espacio.



No se deben olvidar los animales en felpa, muy poco el peluche, todo en algodón con poca textura. Los cuernos de alce siguen presentándose en estos espacios. Todo haciendo referencia a la naturaleza y también al cielo cómo estrellas y lunas.



El niño aprenderá a leer y siempre debe tener frases motivadoras. Las paredes aparte de tener arte colgado sirven para que el niño aprenda algo.


Se pueden usar cojines en forma de nubes haciendo referencia a la lluvia, pero colgados sobre la cuna para hacer algo distinto. Troncos a manera de mesitas de noche, también es muy creativo.


Utilizando esta escalera de madera se puede improvisar un caballete para que el niño plasme sus primeros cuadros.



Se debe integrar la naturaleza a la habitación con detalles cómo estas cajitas de pájaros en relieve sobre el papel tapiz de árboles y aves. Los papeles tapices son bienvenidos siempre y cuando no generen un contraste demasiado fuerte. 
El mobiliario siempre en tonos blancos o madera natural.
Grandes ventanales que permitan el ingreso de la luz y agranden los espacios.


Las repisas con fondo en tonos pasteles son muy útiles para los pequeños juguetes que adornarán la habitación.
En estos espacios no se deben ver juguetes muy sofisticados, la idea es retornar a las raices y que los niños puedan jugar para desarrollar la imaginación y no quedarse cómo zombies frente a una pantalla.

¿Que opinan? ¿Se animan?


Fotos fuente: Internet y Carrousel

26 de mayo de 2014

Estilo nórdico o escandinavo

Este estilo que se ha puesto muy de moda hace, relativamente, poco tiempo comenzó a inicios del siglo XX y es una de las tendencias preferidas de los jóvenes hoy en día debido al reciclaje de muebles y el bajo costo que implica lograr este estilo.



Para empezar, hablemos del origen. Este estilo decorativo proviene de las zonas cómo Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca y se caracteriza por utilizar colores muy neutros y mucha iluminación natural.
Los acentos son pocos y no tan contrastantes.

Todo esto debido a que estos países tienen inviernos largos y hay poca luz natural; por ende, los espacios deben ser amplios y luminosos, los techos son altos y las ventanas grandes.



El minimalismo y lo ecléctico (combinar estilos, cómo lo moderno y lo clásico) es un requerimiento.

En cuanto a los materiales  se usan el algodón y las fibras naturales. Los pisos son generalmente de madera en tonos muy claros y las paredes también en tonos neutros.



El mobiliario utilizado es de lineas rectas y sencillo, sin mucho textura y todo en tonos naturales y blancos.
Se ve mucho mobiliario icónico cómo las sillas de Eames y cuadros de artistas nuevos e independientes.




Se puede complementar con accesorios en cerámica y vidrio, cojines de algodón o lana con estampados geométricos.




Se hace referencia a la naturaleza utilizando cuernos de venado en las paredes, haciendo muchas veces cómo percheros y pieles de animales de caza en los sillones, flores y ramas para las mesas.







En resumen, podemos decir que se basa en luz y funcionalidad, es decir que todos los elementos en los espacios cumplen una función y no sólo son decorativos.








Por último, les regalo una de mis revistas favoritas australianas amante del estilo nórdico y minimal


Fotos: Fuente Internet

19 de mayo de 2014

Stand boy

Han pasado muchos meses desde que no actualizo el blog ni la página web.
Todo tiene un motivo, me embarqué en la aventura de ser mamá con todo lo que tenía.
A pesar que fue complicado al principio logré tener la dicha de salir embarazada y me dediqué por completo a disfrutar esta lindísima aventura.
Sin embargo, al principio hubo riesgo y el médico me mandó descanso absoluto y reposo de cualquier actividad estresante. Por eso decidí dejar de lado el trabajo y disfruté mi embarazo (con algunos sobresaltos) al máximo.
Después de casi casi 9 meses nació la cosita más hermosa de mi vida y mi vida gira en torno a él.
Día, noche y madrugada se las dedico a Luca y he dejado el trabajo que me apasiona, el escaparatismo y el diseño interior en una etapa de descanso, de stand by (o Stand boy, cómo dice el título de mi post) y si bien, es sólo una etapa, retomaré mi trabajo en cuanto esté lista.

Al salir embarazada y mientras le diseñaba y fabricaba la habitación a mi bebé, me dediqué a crear cuadritos con ilustraciones digitales y a sorpresa mía comenzaron a hacerse comerciales y los puse en la página Carrousel. Fue súper gratificante despertar esa parte artística que siempre me gustó para uso personal pero ahora de uso comercial y a la cual me dedicaré por ahora porque es un poco más relax y puedo hacerlo desde casa.

Por ahora, me enfocaré en amar y cuidar a mi bebé al 100% pero pronto volveré al trabajo. No es más que un hasta luego.

Les presento a Luca, mi bebé y razón de mi vida (y algunas fotos del diseño y decoración que hice para el dormitorio de mi bebé)








Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...