27 de julio de 2014

Decorando de manera apropiada paredes altas

Las paredes altas tienen sus pros y contras. Una de sus principales ventajas es que dejan pasar la luz natural porque generalmente están acompañadas de grandes ventanas y al tener el techo alto permite ambientes mucho más frescos y ventilados. Sin embargo, la desventaja es que al enfriar el espacio a nivel temperatura también le hace perder esa sensación de intimidad y calidez. Para contrarrestar esto se pueden pintar estas paredes en tonos cálidos y más oscuros. Esto en caso tengamos espacios amplios también. De lo contrario, el color oscuro encogería el área.
Las paredes altas permiten colocar elementos imponentes e importantes cómo por ejemplo esa maravillosa lámpara de cristales gigante o una gran lámpara medieval colgando de una cadena para que sea la gran protagonista.






Tenemos que decorar todo a lo grande y si ponemos un cuadro de importante tamaño (una opción es un bello y elegante cuadro de la Escuela Cusqueña en pan de oro) lograremos llenar el espacio y hacer que las miradas se dirijan ahí. Una gran idea es usar diferentes formatos de cuadros y arte en varios tamaños, colores y con marcos que contrasten entre sí para darle un aspecto más contemporáneo.







También podemos crear una textura en la pared colocando máscaras africanas de distintos tipos y tamaños pero misma gama de colores u otros elementos de colección cómo platos, vasijas, etc.




Si tenemos ventanales grandes y necesitamos hacer acogedor el espacio deberíamos usar cortinas de piso a techo súper imponentes, logrando así un efecto teatral.






Una gran solución es colocar la biblioteca en la pared más alta y llenarla de obras famosas siempre usando una escalera corrediza para acceder a ellos. 





Por último partamos desde la regla general:  Empezar a poner los elementos desde el tercio central de la pared a trabajar hacia arriba y hacia abajo, pues el error que se comete es decorar el primer tercio.  Es decir, la pared de abajo.
Siempre recordando que las paredes altas serán el punto focal del espacio y por lo tanto deben tratarse con suma importancia. 

7 de julio de 2014

Las difíciles esquinas de la casa

Las esquinas muchas veces son espacios de la casa que se dejan sin decorar, pero podemos sacar provecho de ellas logrando un bonito aspecto y a la vez ganar espacio.
Si bien debemos sacar partido de cada área de la vivienda hay espacios que no son fáciles de decorar para las amas de casa: Las esquinas, por ejemplo.
Sin embargo, es bueno tomar el tipo de decoración que tenemos en el resto de la casa cómo línea de partida teniendo en cuenta la habitación donde tenemos la esquina a intervenir.


Sala: 
Si queremos decorar las esquinas en nuestra sala se puede usar un mueble tipo chaiselong o un sillón en forma de L (Seccional) para lograr una esquina de lectura, acompañado de una mesita con libros tipo estantería y una linda lámpara de pie con una manta para disfrutar del invierno tomando un cafecito con nuestro libro favorito.





Otra opción sería crear una especie de “bodegón” en la esquina. Para esto nos podemos apoyar en jarrones de piso de diferentes tamaños formas y colores, generando las diferentes alturas con cartuchos o ramas decorativas.






Una idea que siempre aporta al hogar tanto en estética cómo en aprovechar el espacio para almacenaje es poner un mueble tipo vitrina donde poder guardar libros, platos decorativos, copas, velas, etc.

Una linda repisa para fotos familiares llena de marcos lindos y vintage en diferentes formas, colores y tamaños.





Si tenemos en casa un objeto musical tipo un piano u órgano podemos lograr una esquina llena de personalidad con este objeto, notas musicales (partituras) enmarcadas en las paredes, una alfombra linda y un jarrón lleno de flores.




Si tenemos una esquina debajo de una escalera podemos usarla cómo una pequeña biblioteca colocando repisas con puerta o abiertas.
Quizás poniendo un perchero de madera para colgar sombreros y abrigos y, de paso, aprovechar para que las visitas no dejen todo en desorden cuando lleguen.




En el comedor: 
Esta zona, muchas veces, carece de imaginación en decoración pues basta con una mesa y sillas. Sin embargo, las esquinas pueden ser espacios que nos ayuden a crear un sub-espacio en el comedor. 

Podemos crear un pequeño bar en la esquina, colocando un mueble o mesita donde colocar botellas, copas y utensilios de bar.



También si contamos con más espacio se puede usar cómo almacenaje al colocar un mueble con repisas de puertas de vidrio para colocar los más bonitos platos, copas, manteles, servilletas y cubiertos que tengamos, nos servirán a la hora de poner la mesa para esa cena especial.




Dormitorio: 
Podemos lograr otro sub-espacio en las esquinas del dormitorio, cómo por ejemplo una pequeña “oficina” colocando una mesita alta con una banqueta, donde colocar una lámpara de luz suave, nuestra laptop y un jarrón con flores.
Nunca está de más un espacio útil donde podamos revisar nuestros e-mails o simplemente anotar ideas que nos asalten a la medianoche.



Tal vez una mesita con un juego de té lindo y vintage (herencia de la abuela) acompañado de flores y cuadros lindos en diferentes tamaños y formas. Este espacio podría llamarse “La esquina del té” y podemos usarlo incluso para tomar el desayuno los domingos y así no salir del dormitorio en estas mañanas frías de invierno limeño.



El recurso que nunca está de más es usar un mueble para guardar todas las sábanas, almohadas y toallas que nos sobran y con un lindo mueble tipo ropero o pequeño closet podemos salvar la esquina sin mucho pensar.
Eso sí, tenemos que tener en cuenta que el área del dormitorio no sea muy pequeña, sino se verá muy recargado.






En la habitación es donde nos vestimos y una gran solución para aprovechar las esquinas es colocar un gran espejo vertical, alto, que abarque nos abarque por completo para así salir confiados a la calle. Podemos colocar espejos con marcos vintage o metálicos, dependiendo de la decoración general del espacio.



Una opción más, podemos poner una pequeña repisa donde colocar nuestra historia de amor con la pareja o los momentos lindos con la familia, con muchas fotos, cuadros, flores y velas.
Un rincón romántico que nos recordará cada noche antes de dormir las cosas lindas que tiene nuestra vida.

Por último, todo espacio se salva con un lindo cuadro, espejos llamativos y plantas. Si usamos este recurso en cualquier espacio de esquina deben ser verticales e importantes en textura, color y tamaños para que destaquen y le den personalidad a nuestro hogar sin contrastar demasiado con el tipo de decoración, es decir, deben fusionarse con el espacio en general en estilo y gama de colores.




Fuente fotos: Internet
Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...