2 de junio de 2010

Tienes las agallas? Dormitorio negro

Todos consideramos nuestro dormitorio como nuestro espacio íntimo, personal, el lugar donde encontramos la paz y estamos a solas con nosotros mismos. Donde suceden nuestros sueños y donde dejamos atrás el stress después del trabajo y la vida afuera.

A la hora de decorarlo generalmente nos vamos por lo seguro, un espacio de colores claros, porque así dicta la regla para la comodidad y lo fácil que combina con cualquier mobiliario, así como la facilidad para el descanso.



Sin embargo, el color negro al ser neutro provee de descanso para el alma y la vista, a la vez este color es chic y elegante, se adapta a la personalidad femenina y masculina.

Hay muchas formas de describir un dormitorio negro: elegante, chic, gótico, relajante, neutral, inspirador.



Lo primero que necesitas es agallas, luego convertir los muebles que ya tienes en complementos para la adecuada combinación del entorno. Es fácil, puedes pintar los antiguos muebles o si tu presupuesto te lo permite comprar otros modernos o mezclar mobiliario clásico para crear un estilo ecléctico y más elegante. Las lámparas tipo chandelier (tipo candelabros colgantes) son increíbles compañeras para este estilo.

Dale un toque cálido con una alfombra en tonos blancos y negros, o en su defecto en tonos grises.

El color negro con el blanco son el matrimonio perfecto, y el negro no solo es un tono, tiene una amplia gama de grises para combinar, cómo la vida misma.



Si no te gusta todo negro puedes acentuar con almohadas de colores, un cuadro de colores vivos o flores de tu color favorito, para suavizarlo puedes combinarlo con una pared de color claro.

Cómo en todo, es cuestión de atreverse y sentirás que tu dormitorio es una extensión de tu personalidad, que sólo te pertenece a ti y convertir esa habitación en tu propio santuario.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...