27 de mayo de 2014

Diseño Nórdico para bebés y niños

Si bien, cuando me enteré que estaba embarazada, ya tenía diseñado el dormitorio soñado para mi bebé este estilo decorativo siempre me puso en duda.
El diseño que elegí para mi Luca es clásico y romántico, muy francés, pero la duda me la ponía este estilo nórdico por la limpieza de sus líneas y porque se adecuaba más a mi casa en conjunto.
Aún así me mantuve a los planes, sin embargo, sigue siendo una opción en cuanto Luca crezca y necesite un cambio en su dormitorio.
Y cómo vimos en el post anterior, las características de este estilo se repiten en la habitación de los más pequeñitos de la casa.



Este estilo es absolutamente moderno, minimalista y los tonos son neutros, cero llamativos, a lo más por el blanco y el negro que es el contraste máximo. Al ser una habitación de niños necesita tonos pasteles pero estos son mínimos y muy apastelados. 
El arte es totalmente básico y puede ser creado por los propios padres para que el bebé tenga algo personalizado. Unos garabatos bastan y quedan muy bien o letras con las iniciales del nombre del niño cómo estos de Carrousel.




Todo tiene que ser muy práctico y tener un uso, crear espacios para que el niño desarrolle su imaginación como una tienda de campaña o un teepee.


Los niños necesitan juguetes y que mejor que peluches hechos a mano, pintados a mano, todo artesanal y hecho con amor por sus padres, abuelos, amigos, etc. Poner una que otra planta de poco cuidado para enseñarle al niño a amar la naturaleza y promover el arte logrando paredes que expongan sus dibujos dándoles protagonismo. Se pueden usar clips de colgar ropa en madera, clips metálicos, o simpleamente cinta scotch.


Los pisos siempre en madera clara con alfombras de piel y la tapicería y telas en algodón muy suave.
Lámparas que no sean muy llamativas y se pierdan en el espacio.



No se deben olvidar los animales en felpa, muy poco el peluche, todo en algodón con poca textura. Los cuernos de alce siguen presentándose en estos espacios. Todo haciendo referencia a la naturaleza y también al cielo cómo estrellas y lunas.



El niño aprenderá a leer y siempre debe tener frases motivadoras. Las paredes aparte de tener arte colgado sirven para que el niño aprenda algo.


Se pueden usar cojines en forma de nubes haciendo referencia a la lluvia, pero colgados sobre la cuna para hacer algo distinto. Troncos a manera de mesitas de noche, también es muy creativo.


Utilizando esta escalera de madera se puede improvisar un caballete para que el niño plasme sus primeros cuadros.



Se debe integrar la naturaleza a la habitación con detalles cómo estas cajitas de pájaros en relieve sobre el papel tapiz de árboles y aves. Los papeles tapices son bienvenidos siempre y cuando no generen un contraste demasiado fuerte. 
El mobiliario siempre en tonos blancos o madera natural.
Grandes ventanales que permitan el ingreso de la luz y agranden los espacios.


Las repisas con fondo en tonos pasteles son muy útiles para los pequeños juguetes que adornarán la habitación.
En estos espacios no se deben ver juguetes muy sofisticados, la idea es retornar a las raices y que los niños puedan jugar para desarrollar la imaginación y no quedarse cómo zombies frente a una pantalla.

¿Que opinan? ¿Se animan?


Fotos fuente: Internet y Carrousel

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...